Blanco Enea

blanco-enea-colorBlanco Enea propone un juego poético en las paredes internas de la casa, decoradas con versos de  poetas cordobeses, y fragmentos de las recetas de José María González Blanco incluidas en el libro A gustar convidan. Gastropoesía (La Bella Varsovia, 2012).

Blanco Enea significa en euskera «la casa de Blanco», La enea es, también, una planta con carácter que crece junto a ríos como el Guadalquivir, que casi baña la plaza en la que se encuentra el restaurante.

Bienvenidos a la casa de José María González Blanco: una travesía hasta las costas gallegas desde el corazón del barrio de San Pedro.



Opiniones de Blanco Enea

  • “Tras la prueba vino el convencimiento.”
    La primera vez que visité el local me gustó la decoración minimalista y sencilla, con bastante gusto, no obstante quedé un poco a la expectativa. Tras la siguiente, quedé gratamente impresionado con la variedad de platos, su presentación y el excelente gusto en los distintos sabores. La relación calidad-precio, me ha parecido bastante correcta, de continuar así podrá optar en un futuro no lejano a una estrella Michelín. aconsejo al visitante cordobés y nativos, que no se pierdan este lugar y me lo agradecerán. Leer más...

  • “Merece la pena”
    Me encanta este restaurante. La comida es maravillosa, el servicio atento y la decoración preciosa. Ya he estado tres veces en este restaurante y seguro que volveré. Leer más...

  • "El valor del servicio está claramente por encima de su precio. Un placer y un regalo. Satisfacción absoluta por encima de cualquiera"
    "La comida hecha poesía. Una experiencia 100% recomendable. Un lugar para compartir y disfrutar. Una delicia. Uno de esos sitios a los que quieres volver antes de haber salido. Sencillo, amable y acogedor. Un local de referencia en la capital cordobesa. El rincón con encanto que estabas buscando."  leer más

  • “Maravilloso. Repetiré”
    "Restauraste original. Preciosa decoración, todo cuidado al detalle en pleno casco histórico. Los camareros tienen un trato atento. La carta es muy variada. Siguiendo la recomendación del cocinero, pedimos guisantes frescos con un huevo a baja temperatura con morcilla patatera casera, un plato que estaba fuera de carta y que repetiré en breve. Volveré seguro." leer más...